Ingenio Santa Teresa

Ingenio Santa Teresa

El ingenio Santa Teresa es el más antiguo de todos los que operan actualmente en Guatemala. Fue fundado por José Escamilla Lorenzana en 1864 en el valle de Villa Canales, que antes se llamaba Petapa. Al ser trasladada Petapa a su lugar actual, lo que quedó fue llamado «Pueblo Viejo». El Valle de Villa Canales creció de neuvo, a mediados del siglo XIX, al darse un auge en la producción de cochinilla

Santa Teresa era una finca de ganado lechero, que producía cochinilla y panela. Esta se hacía en pequeños trapiches y tanques rústicos donde se evaporaba el jugo de la caña y se elaboraba la panela. Las instalaciones se encontraban originalmente donde se sitúa actualmente la casa hacienda del ingenio Santa Teresa. Al decaer la demanda de cochinilla por la invención de los colorantes artificiales, en 1856, coenzó su decadencia y se empezó a producir azúcar en «pilón», ya que todavía no se contaba con centrífugas para producir el azúcar en «polvo». La caña era transportada en carretas tiradas por bueyes.

No fue sino hasta en 1916, que don José Escamilla (Hijo de José María) y, principalmente su hijo Emilio Escamilla, iniciaron la modernización del ingenio, que trasladaron al lugar actual. Introdujeron las primeras centrifugas, con las cuales se inició la fabricación de azúcar en polvo, dos molinos de cinco y tres mazas respectivamente y tanques evaporadores. En esta etapa se llegaron a producir aproximadamente 8,000 quintales de azúcar más panela. En este período ya se empezaron a utilizar pequeños camiones para el transporte de la caña.

Hasta principios de 1950 el ingenio Santa Teresa producía azúcar y panela. La cual tenía mucha demanda en el mercado del interior del país. Al difundirse el consumo de azúcar en toda la República, el ingenio se dedicó exclusivamente a la producción de azúcar a partir de 1954. Con ello se inició una nueva etapa de tecnificación que llevaron a cabo los señores Oscar Escamilla Santos, Henry Schafer Escamilla y Julio Hernández.